Ciencia y tecnología ¿al servicio del ser humano?

Por: Gilberto Cornejo

dependencia tecnológica 2

El hombre desde la antigüedad ha buscado hacer su vida más fácil, por eso la humanidad celebra los desarrollos científico-tecnológicos. Ahora por ejemplo, todo el mundo está hablando de lo maravilloso que es poder imprimir en tercera dimensión dando una réplica con de la imagen seleccionada de internet. Hasta hace poco, dichas impresiones sólo eran de plástico y por ende duras, pero ahora se están creando impresoras capaces de crear objetos blandos. Así una vez más el ingenio humano ha logrado crear lo inimaginable pero ¿avances como estos mejoran la calidad de vida de los seres humanos?

Desde las antiguas civilizaciones hasta el siglo pasado

Entre los grandes avances de las civilizaciones antiguas tenemos el fuego, la rueda, el papel, la pólvora, la escritura y la agricultura (esta última permitió al hombre pasar de nómada a sedentario). Incluso existen grandes obras de ingeniería y arquitectura desarrolladas en esa época que continúan impresionándonos hasta el momento como el Coliseo Romano, todas las Pirámides en el mundo o la Esfinge egipcia.

Estas comunidades tenían estructuras político sociales definidas, las cuales se mantenían cohesionadas gracias a los mitos. Estos últimos aportaron explicaciones científicas para explicar la realidad en ese momento: el surgimiento del ser humano, la alternancia del día y la noche, las estaciones, la naturaleza, etcétera. Además, utilizaron plantas medicinales y rituales para solucionar sus problemas de salud o relacionados con su supervivencia, como las sequías o desastres naturales.

Posteriormente, con la expansión europea la religión empezó a dar las explicaciones necesarias para el ser humano. El poder de la Iglesia era inmenso y no dudó en apoyarse durante la edad media en instituciones como la Santa Inquisición. No obstante, la corriente humanista le da fin al dominio eclesiástico sobre la ciencia y la tecnología, lo que permite les permite seguirse desarrollando sin problemas. Ahora el hombre es la medida de todas las cosas y quien se encargará de juzgar lo que es ciencia.

Así empiezan a surgir los grandes avances médicos que permiten la creación de vacunas, realizar operaciones al cuerpo humano más complejas, prevenir enfermedades infecciosas. Los materiales energéticos y de construcción también cambian, la energía eléctrica remplaza a las velas, el acero es desplazado por el plástico mientras el carbón cede su lugar al petróleo. Durante la Guerra Fría, EE.UU. y la URSS hacen lo inimaginable: colocan al primer hombre en la luna y el primer satélite en órbita respectivamente. De cualquier forma los avances en ciencia y tecnología se vieron ensombrecidos por ciertos episodios como el lanzamiento de bombas nucleares en Hiroshima y Nagasaki o la utilización de armas químicas y biológicas (como el Napalm en la Guerra de Vietnam).

Los actuales avances científicos tecnológicos

Actualmente nos maravillamos con la proclama de la ONU acerca de que el internet es un derecho humano, pues permite mejorar la vida de los individuos alrededor del mundo, amén de empoderarlos. Además, se habla de cómo la sociedad industrial del siglo XX está dando paso en nuestros días a una sociedad de la información, la cual en un escenario ideal se convertiría en una sociedad del conocimiento.

Radio, televisión e internet han puesto demasiada información al alcance del humano y no toda la información significa poder. No se debe olvidar, que es necesario procesar e interpretar la información para que esta última se convierta en conocimiento, y no todas las personas cuentan con la educación y la experiencia para hacer tal cosa. Es así como esta era de la aldea global está generando exclusión y analfabetas digitales.

dependencia tecnologic 1

Por último sería conveniente analizar la utilidad de que ahora los refrigeradores puedan conectarse a internet e informar a sus usuarios cuando un producto este próximo a agotarse, o que los televisores inteligentes puedan reconocer las voces de su dueños, guardar sus preferencias de búsqueda y mostrarle en la pantalla de inicio productos que podría interesarles comprar. Vivimos en la era donde cada nuevo producto es más inteligente, y nosotros seres humanos cada vez nos vamos haciendo más dependientes de estos avances tecnológicos. De seguir así, llegara un momento en el cual el hombre será quien esté al servicio de la tecnología si no se logra vencer esta dependencia.

Consideraciones Finales

La ciencia y la tecnología en sí mismas no son malas, el problema como ha quedado expuesto es el uso que se les dé. Además, existe una problemática para los países subdesarrollados y es su enorme dependencia tecnológica. Estos países se insertaron 100 años más tarde por lo menos en la revolución industrial, y en lugar de disminuir esa brecha con el paso del tiempo, está solo se ha incrementado. El sur global al ser incapaz de producir y exportar tecnologías, se ve en la necesidad de vender lo único que le queda: recursos naturales. Es así como los avances en esta área solo han servido para aumentar las diferencias entre los países desarrollados y los que no lo son.

Por último sería conveniente preguntarse si de verdad todo este progreso apoya el crecimiento del desarrollo humano en el mundo. De acuerdo al Informe Sobre Desarrollo Humano 2014 Sostener el Progreso Humano: Reducir vulnerabilidades y construir resiliencia, hay más de 2.200 millones de personas viviendo en pobreza multidimensional o muy cerca de esa condición. Sería importante entonces analizar para que les sirve a casi el 15% de la población mundial que se esté trabajando en el sucesor del Iphone 6 plus o en electrodomésticos que se pueden conectar a internet en lugar de buscar la manera de distribuir los alimentos justamente, se creen más empleos formales, exista cobertura social para todos…

cropped-nuevo-logo-2.png

 Información del autor

cropped-nuevo-logo-2.png

GILBERTO CORNEJO ALVAREZ – COLUMNISTA POLIBAR
COLUMNA: OPINIÓN
E-MAIL: GILBERTOCORNEJOALVAREZ@OUTLOOK.COM

MEXICANO


Anuncios